la enzima prodigiosa

 

No existe la fuente de eterna juventud,pero sí una manera de envejecer mejor.

“Por muy bueno que sea determinado método para tu cuerpo, no lograrás una salud y una belleza resplandecientes si tienes la cabeza llena de pensamientos negativos y reproches. Por otra parte, por muy positivos que sean tus pensamientos, tu cuerpo no podrá evitar envejecer si llevas una vida poco saludable” Hiromi Shinya.

Cuando hablan de envejecimiento siempre pensamos en el aspecto físico, el que se ve. Pero también existe un envejecimiento celular (interno) que va deteriorando nuestra salud y ese envejecimiento se refleja en nuestra piel que es lo que vemos.

«El envejecimiento físico forma parte de nuestro ciclo de vida como humanos y a la larga no puede evitarse.
Lo que sí es posible es frenar el envejecimiento innecesario.»


Gran parte de la dieta y de los hábitos de vida típicos de la sociedad contemporánea, más que fomentar la juventud y la vitalidad, lo que ocasionan es un envejecimiento prematuro.

Hiromi Shinya era un cirujano japonés que fue pionero en técnicas colonoscópicas con cirugía no invasiva. Trabajó en la Unidad de Endoscopia Quirúrgica del Centro Médico Beth Israel en Nueva York y fue profesor de Cirugía Clínica del Colegio de Medicina Albert Einstein. Además, es autor de muchos libros entre ellos una serie relacionada con la “enzima prodigiosa”, top de ventas a nivel mundial. Queremos compartir lo que hemos aprendido.
 

¿Conoces las enzimas? 

La verdad es que se sabe muy poco de ellas pero contamos con más de 5000 enzimas en nuestro cuerpo que desencadenan unas 25.000 reacciones diferentes. ¡Ésta es la dimensión de su importancia!

Cada acción de nuestro cuerpo está controlada por enzimas. Son catalizadores de proteínas que están en el interior de las células y son necesarias para todos los procesos y actividades que mantienen la vida en nuestro cuerpo: síntesis, descomposición, digestión, eliminación y desintoxicación. Hiromi planteaba que creamos todas esas enzimas a partir de una enzima madre o basal, la cual es más o menos limitada en nuestro cuerpo. Si agotamos estas enzimas madre no serán suficientes para reparar las células por lo cual con el tiempo se desarrollarán enfermedades. 
 

El envejecimiento es el debilitamiento
del poder enzimático del cuerpo.


El doctor Edward Howell dice que el número de enzimas que un ser vivo puede producir durante su vida está predeterminado. Él llama a este número fijo de enzimas corporales el potencial enzimático, cuando este se agota la vida termina.

En la serie de libros de la enzima prodigiosa el doctor Hiromi Shinya ofrece a los lectores las recomendaciones que han revolucionado el mundo de la salud y los métodos de tratamientos antiedad. En su trayectoria ha llegado a tratar a miembros de la familia imperial de Japón, altos cargos del gobierno y figuras notables de Estados Unidos.
 

A continuación te contamos las recomendaciones del doctor Hiromi en su teoría de la enzima prodigiosa. Una integración de los físico y lo mental para envejecer mejor.

Share

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Go Top
Escríbenos directamente