Vamos a refrescarnos

El calor nos pide alimentos refrescantes

Sesamum

Vamos a refrescarnos

El calor nos pide alimentos refrescantes

Llega la época de calor y tenemos que refrescar nuestro organismo. Tras una etapa de nutrir el cuerpo con alimentos concentrados (grasas, proteínas) y más caloríficos para cubrir las necesidades requeridas en épocas frías, llega la hora de hacer un cambio en nuestra dieta. Es el momento de aumentar el crudo en nuestras comidas, ahora las verduras y frutas deben ser nuestro alimento base. El organismo necesita nutrirse con alimentos frescos, ligeros y con mucho contenido en agua.

El pepino es una verdura ideal para el verano. Además de ser de temporada, es muy adecuado para las personas que quieren perder peso y que sufren de acumulaciones serosas en las extremidades (edemas). Muy rico en nutrientes esenciales (vitaminas y minerales), aporta antioxidantes naturales y ayuda a depurar el organismo. Deberán moderar su consumo las personas con estómagos delicados debido a su alto contenido en celulosa.

En la dieta puede introducirse en forma de gazpacho, ensaladas, salsa…

Os vamos a proponer una bebida muy refrescante. Para hacer agua de pepino necesitamos: 1 pepino grande, medio limón y 1,5 litros de agua. Pelamos el pepino y licuamos para extraer el jugo (también puede triturarse y colar el jugo). Colocamos en una jarra el agua, el jugo del pepino y el zumo del limón. También se pude incluir unas rodajas de pepino y limón. Reservar en la nevera y ya está listo para consumir a lo largo del día.

El agua de pepino es una bebida alcalinizante, ayuda a equilibrar el pH de nuestro organismo, lo que se traduce en lograr con ello un estado alcalino ideal. Debemos tener en cuenta que todas las enfermedades comienzan dentro de un estado ácido, por lo que cuando nuestro organismo se encuentra constantemente en estado de acidosis tendemos a enfermar con mayor facilidad. Por eso es importantísimo comer regularmente alimentos alcalinos.

¿Te animas a reinventar tus costumbres alimenticias y caminar hacia una alimentación consciente?