“Flexivegetariano”

Un nuevo concepto para una nueva era alimentaria

Sesamum

“Flexivegetariano”

Un nuevo concepto para una nueva era alimentaria

Cada vez es más frecuente que nos planteemos cuestiones acerca de nuestra alimentación ¿Mi comida es saludable? ¿Este alimento es realmente nocivo? ¿Qué debo comer? Cuando nos hacemos estás preguntas estamos en el camino de la consciencia alimentaria y dando el valor que tiene a lo que comemos, que en definitiva de eso depende nuestra salud y bienestar. Entonces, nos asalta la cuestión ¿Qué hacemos? Como todos los cambios, nunca deben ser drásticos. Eso no es bueno para nuestro cuerpo, que tiene que adaptarse a una nueva alimentación, ni para nuestra mente que aún no se ha reestructurado para poder interiorizar el cambio. Los cambios son difíciles por eso la motivación debe ser alimentarnos para tener salud. Esto nos permitirá ser más perseverantes e ir descubriendo pasos a dar. Para ayudar en esta transformación aparece el concepto flexivegetarino, que son personas que quieren vegetarianizar su dieta (también dicho de otra forma llevar una dieta más saludable) y ocasionalmente consumen proteína animal.

¿Cómo hacerlo? 

Aumentar la cantidad diaria de alimentos vegetales como verduras, hortalizas y frutas. 

Prescindir al máximo de alimentos de origen animal que generan muchos residuos en nuestro organismo. 

La base es una alimentación diaria equilibrada en cuanto a verduras, frutas, frutos secos, semillas, cereales y legumbres. En este caso el cambio alimentario consiste en incorporar hábitos día a día desde la flexibilidad y el sentido común. No se trata de hacer un cambio en tus hábitos alimenticios que supongan fuerza de voluntad como las dietas. Lo más importante es mantener la disposición al cambio que quieres hacer de forma consciente. Comprendes que te beneficia y que es lo que necesitas. Te centras en el proceso y no en el resultado, ya que el objetivo no es un fin en sí, sino el logro de llevar una vida saludable.

¿Por qué decidir llevar una dieta flexivegetariana?

Es habitual encontrarse con nuevas tendencias alimentarias y preguntarse por qué cambiar mi dieta, si yo me alimento bien. Pero la realidad es que con la alimentación actual que lleva la sociedad se suelen tener digestiones difíciles y es normal no encontrarse bien si comemos sin hambre, comemos de más o si no tomamos los alimentos adecuados para nuestro organismo.

Las emociones de estrés y ansiedad, la adicción a determinados alimentos (pan, chocolate, azúcar) cuya química hace que te evadas de la realidad y los hábitos dañinos como cenar tarde y comer en exceso, nos llevan a comer de manera inadecuada.

Los cambios hacia una dieta flexivegetariana te permitirán ser consciente de los beneficios de nutrir nuestro organismo de forma saludable. Si eliges bien tu alimentación y tomas la cantidad adecuada te sientes ligero, activo, contento y animado. Por tanto, no sólo estás cuidando tu salud física si no también tu salud emocional.

Somos seres de rutinas y a nuestro cuerpo también le gusta. Si te alimentas de forma saludable, puedes salirte ocasionalmente de este nuevo camino elegido y tomar algún alimento no tan adecuado. Tu organismo se resentirá y te volverás a sentir pesado pero volviendo a tu rutina saludable podrás sentirte otra vez en equilibrio.

Esto no es una dieta, es una toma de consciencia entre el modo de vida que quieres para ti y las elecciones nutricionales de tu día a día. El objetivo es encontrar tu estilo de alimentación para aumentar tu salud y vitalidad.

¿Te animas a reinventar tus costumbres alimenticias y caminar hacia una alimentación consciente?