Compra consciente

Atención a los alimentos procesados

Sesamum

Compra consciente

Atención a los alimentos procesados

Las galletas, aperitivos dulces y salados, cereales de desayuno, platos precocinados, helados, salsa, pizzas, bollería, chocolates y un largo etcétera son habituales en la compra de una casa. Estos alimentos procesados incluyen muchos componentes que debemos revisar para optar por los más saludables y hacer una compra consciente, incluso en aquellos productos etiquetados como ecológicos.

Una de las primeras cosas que debemos hacer cuando cogemos un alimento elaborado es leer en el etiquetado la información nutricional, más allá de las calorías. Puedes sorprenderte y cambiar de idea acerca de alimentos que consideras saludables pero descubres que su composición no es la más sana. Recuerda que en las etiquetas, los ingredientes están ordenados de mayor a menor según la cantidad que el alimento lleva. Busca productos con una lista corta de ingredientes y mayormente que sean entendibles.

Vamos a destacar dos de las claves que debes buscar en el etiquetado: grasas y azúcares.

  • Aporte de grasas: recomendable que el producto no supere los 20 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento. Pero sobre todo hay que tener en cuenta el tipo de grasas que contiene ya que el predominio de grasas saturadas nos indicará un producto desaconsejable para nuestra salud. Este es el caso del aceite de palma o palmiste del que tanto se está hablando.
  • Aporte de hidratos de carbono: tendremos que buscar cuáles del total de los hidratos son azúcares, siendo aconsejable que la mayor parte de los productos que compremos no presenten más de 10 gramos de azúcares por cada 100 gramos de alimento.

Como ya hemos comentado la alimentación es la clave para mejorar o mantener nuestra salud y el primer paso acto es la compra de los alimentos que después nos comeremos. Apuesta por una compra consciente, ayuda a tu salud.

¿Te animas a reinventar tus costumbres alimenticias y caminar hacia una alimentación consciente?